Peris Mukoko aspira a utilizar su beca para mejorar el nivel en Kenia y en África del Este

La becaria de la Beca de Liderazgo Ejecutivo Femenino de World Rugby Peris Mukoko no le teme al desafío.

Integrante del primer equipo nacional femenino de Kenia, Mukoko colgó las botas y fue referí por 20 años, ya que el arbitraje le ofrecía oportunidades constantes para conectarse con el juego que ama.

Abriéndose camino como oficial de partidos, fue elegida por Rugby Africa para un campo de entrenamiento de un mes en Stellenbosch, Sudáfrica en 2014 y tuvo oportunidades internacionales en la acción del HSBC World Rugby Sevens Series en Dubai en diciembre del mismo año.

Mukoko se desempeñó como referí asistente durante la Rugby Africa Gold Cup 2017 y desde entonces ha transmitido su conocimiento como la primera educadora acreditada por World Rugby en Kenia para referato.

En 2019, la posición de Mukoko en el rugby se confirmó cuando fue incorporada al Consejo de la Unión de Rugby de Kenia. Según admitió, ser una de las primeras representantes femeninas allí, junto a Wangui Kibe, trajo desafíos, que solo sirvieron para impulsarla.

Es por eso que tomó la decisión de solicitar la Beca de World Rugby, para poder mejorar sus habilidades y abogar mejor por las mujeres referís y las mujeres en el rugby.

«Opté por solicitar la Beca porque me ofrecía una plataforma para elevar los estándares de las mujeres oficiales de partidos y el rugby femenino en Kenia y África Oriental», le dijo a World Rugby.

“Es mejor demostrar que Kenia también tiene la capacidad de poner al rugby femenino en el mapa desde una perspectiva de liderazgo”.

Red de liderazgo de apoyo

El proceso de solicitud no fue sencillo para Mukoko, ya que acababa de dar a luz a su primera hija, Naya, cuando tomó la decisión de presentarse.

Ha estado agradecida por el apoyo de la ex ganadora de la beca y actual Gerente de Rugby Femenino de Rugby Africa, Maha Zaoui, quien la guió durante ese período mientras se adaptaba a la maternidad.

Mukoko comenzará un curso remoto sobre análisis de políticas públicas en la London School of Economics (LSE) el próximo mes, y la beca ya está teniendo un impacto en su carrera en Kenia.

Con la beca viene la membresía a una red global de mujeres líderes y, alentada por los logros de sus pares, Mukoko ha decidido presentarse en las elecciones como candidata a vicepresidenta de la Unión de Rugby de Kenia.

“Lo que las mujeres realmente han hecho me motiva a competir por la vicepresidencia de Kenya Rugby este año,” dijo.

“Es a través de esas redes y el aliento mujeres que apoyan a mujeres y mujeres que hacen cosas maravillosas para motivar realmente.»

“Las redes en realidad ayudan porque puedes obtener, o bien una mentora, o alguien que te anima. Si no es alguien que te anima, es alguien que está trabajando contigo.»

“Si no es alguien que trabaja contigo, es alguien que tiene los mismos desafíos que enfrentamos en Kenia, preguntándose: ‘¿Pero cómo puedes manejar eso de la mejor manera?’»

“Entonces, la red de mujeres en el liderazgo es en realidad una mezcla de ideas maravillosas y personas de las que también estoy tomando mucho prestado.»

En campaña

Mukoko enfrenta un par de meses ajetreados mientras hace malabarismos con su vida como madre (Naya ahora tiene 15 meses), sus estudios en la LSE, su campaña electoral y un trabajo de tiempo completo.

Las elecciones de la KRU se llevarán a cabo en marzo y, de vez en cuando, Mukoko necesitará pasar horas hablando con los clubes y sus representantes en todo el país para ganar su voto.

Su manifiesto es amplio, pero las mujeres y el desarrollo son los temas centrales.

Mukoko tiene la intención de aumentar las oportunidades para que las mujeres sean parte del juego sin importar en qué rol se sientan cómodas (jugando, dirigiendo, entrenando o administrando), al tiempo que garantiza que se establezca una infraestructura que pueda construirse con éxito en el futuro.

“Antes de las elecciones hay muchas cosas que suceden en segundo plano,» dijo. “Tener conversaciones con algunos presidentes y ver cómo podemos seguir haciendo crecer el rugby femenino, no solo en Kenia sino también en todo el mundo.»

Han pasado casi tres años desde que Mukoko fue incorporada por primera vez en la junta directiva de la KRU y en ese tiempo aprendió a expresar su punto de vista en un espacio dominado por hombres.

“Creo que tal vez viniendo de jugar al rugby siempre he entendido los mayores desafíos que existen, pero sigo siendo un eco”, dijo.

“Digo una cosa hoy, la vuelvo a decir mañana y ya sabes, solo hay dos formas de lidiar con un eco: o lo escuchas o actúas y ves la mejor manera de implementarlo.»

“Entonces, algunos desafíos están ahí. A veces también tienes que ser diplomática pero, al mismo tiempo, también tienes que expresarte.»

“Pero no puedes sentarte y cruzarte de brazos y esperar que las cosas sucedan.»

Mientras mira hacia el futuro, Mukoko dice que sería un «sueño» ver a algunas de los oficiales de partidos con los que trabaja en Kenia arbitrar en el escenario internacional.

“Mi sueño es ver a alguna en Rugby World Cup,” dijo.

Si eso sucede o no, Mukoko tiene la determinación de hacer lo que sea necesario para asegurar que el rugby sea un «lugar seguro» para las mujeres y les ofrezca oportunidades de desarrollo.

“Es justo repasar los valores centrales del rugby, defenderlos y construir sobre ellos,» dijo Mukoko.

“Es un deporte para todos, que abarca diferentes edades, géneros, etnias.»

«Espero que con el tiempo podamos mirar hacia atrás y reconocer los pasos dados, que intentamos y seguimos caminando, viendo donde nos lleva este camino.»

Leave a Reply