Cuando las licencias no te dan jugadoras

Esta semana, el medio Deia, sacó un articulo sobre la situación de Getxo en la División de Honor femenina “B” con un tema preocupante.

Su primer puesto en la segunda liga nacional, podría peligrar ya que no cuenta con las 46 licencias que exigiría la normativa de la F.E.R..

Dicho texto, sobre tener 46 licencias no existe en la Normativa de la DHF “B”, pero si en la de la Liga Iberdrola, en donde si es obligatorio tener ese mínimo de fichas.

“El número mínimo de licencias que deberán tener diligenciadas en la temporada deportiva es de 23 por cada equipo Sénior (es decir, al menos 46 para dos equipos de esta categoría). Cada uno de estos equipos deberá disputar, al menos, seis encuentros en la competición” mientras que en la Circular 6 solo contempla el tener un segundo equipo en la competición autonómica.

“Los equipos que participen en el Campeonato de División de Honor B Femenina deberán tener un segundo equipo compitiendo en categoría regional.”

Desconocemos si es un error en las circulares o que al ser equipos ascendidos de categoría regional, tienen ese beneficio de no tener que jugar las 46 licencias para ser parte del torneo.

Pero de todas maneras, esta situación de un mínimo de jugadoras para un segundo equipo comenzó en el 18/19 cuando se pedían en ese momento, mas de 46 jugadoras y un año antes se aconsejaba tener mas de 40.

Esta es la quinta temporada con ese articulo en la circular de la máxima categoría y desde mi punto de vista, el objetivo de aquello, de tener un segundo equipo para contar con mas gente y así ampliar las plantillas, no esta siendo efectivo.

Ademas de poder tener un segundo equipo como filial, anulando cualquier necesidad del club en cuestión de tener que  “trabajar” para conseguir esas famosas 46 licencias.

O como se lee en redes al día de hoy con la situación del club vasco, que les aconsejan “fichar” a las madres y hermanas de las jugadoras para cumplir con dicha norma y llegar a ese numero tan temido.

Y como bien se dice, si quieres algo diferente, habrá que hacer cosas diferentes y creo que es el momento de replantearse si la norma esta siendo o no efectiva y si tiene algún beneficio para el rugby femenino en general.

¿Sirve este punto del articulo para que los clubes dediquen su esfuerzo a buscar jugadoras y sumar en categorías inferiores? O termina siendo mas fácil conseguir gente de regionales con la idea de jugar en una categoría nacional, algo que muy pocas jugadoras logran.

O como mencione antes, simplemente conseguir un equipo filial que haga de “B”.

Si queremos mas jugadoras en los clubes, debemos comenzar desde abajo y con un trabajo a largo plazo. Pidiendo que los Sub 6, Sub 8 y Sub 10 tengan y sumen cada vez. Que los Sub 12 y 14 puedan comenzar a jugar, así sea juntas, pero en equipo femeninos y el Sub 16 y Sub 18 sean ya algo habitual.

Y no lo pido para mañana, como tampoco se pedía o se pensaba que exigir 46 licencias iba a cambiar las cosas en una temporada. Pero llevamos 5 y nada cambia. Al contrario.

Los segundos equipos sufren para llegar a 15. Los primeros equipos hacen malabares para completar sus plantillas y rara vez, muy rara vez cuentan con las 23 que, para mi, TODOS los equipos deberían tener en sus encuentros.

Hay ligas regionales que están perdiendo equipos enteros o tienen las necesidad de juntarse con 2, 3 o hasta clubes para poder jugar 15 y eso también en parte porque varias de las jugadoras optan por cambiar de club para estar en una categoría nacional.

Prefiero una liga buena y competida que dos que apenas tienen gente para jugar y que ademas, eso termina repercutiendo negativamente en la jugadora que tienen que disputar los 80 minutos contra equipos que ya cuentan con jugadoras semi profesionales.

Exijamos 35 licencias para un equipo, un primer equipo al que se le puede tratar como algo mas profesional y no la necesidad de un segundo equipo que sufra o que no se presente en sus encuentros por no tener gente.

Que exista la opción de filial para esas jugadoras que no están dentro de las 23 y que puedan jugar los fines de semana e inclusive, club que quiera, que pueda tener su segundo equipo, pero no por obligación, sino porque si cuenta con mas de 50 fichas.

Que las jugadoras no tengan que estar 80 minutos en el banquillo “por si acaso” y luego tener que ir a jugar al segundo equipo para completar el mínimo necesario.

Porque seamos sinceros, 46 licencias para dos equipos en un temporada larga, con lesiones, con convocatorias de selección, con abandonos, con temas personas e inclusive el trabajo de gestión de grupo, algo sumamente complicado, es simplemente irreal para poder tener dos encuentros un mismo fin de semana. Ya hemos visto equipos con 60 licencias y que en algunos casos tuvo complicado armar dos equipos enteros.

Y no es algo contra clubes en especial ya que nos esta afectando a todos los que somos parte de esto. En algún momento de las últimas temporadas, incluida esta, todos los equipo sufrieron algo así.

Y cuidado, no es que no quiera que los clubes sigan buscando jugadoras. Soy el primero en pedir que los clubes dediquen mas esfuerzos en conseguir mas para todas sus categorías, pero como dije antes, si queremos que algo cambie, debemos cambiar la forma de hacer las cosas, porque hasta el momento, esto no esta funcionando.

Leave a Reply

Verificado por MonsterInsights